¿Quién enseña a los padres a tener paciencia?

La paciencia es la madre de la ciencia, con paciencia y perseverancia todo lo vas a conseguir, con amor y paciencia nada es imposible, hay que tener a la paciencia como compañera inseparable… Podría seguir citando frases, con paciencia, y llenar un post pero la idea está clara. En la educación de nuestros hijos la paciencia es una de las claves más importantes, por no decir la más, y a su vez es una de las más difíciles de aplicar al 100%, al menos para mí.

Hace unos días le daba vueltas a este tema. Mis hijos estaban teniendo unos días malos, corrijo, YO estaba teniendo unos días malos y por tanto el comportamiento de mis hijos me parecía mucho peor de lo habitual. No sé si os pasa pero cuando tienes un día (o varios) girado no es que te parezca que se porten peor, es que al final acaban portándose realmente mal como consecuencia de tus reacciones ¿cierto?

Cuando me doy cuenta de que mis gruñidos o mis malas caras no sirven para mejorar la situación me repito a mí misma: Paciencia, ponte en su lugar… Ya os contaba aquí la necesidad de actuar con nuestros hijos de forma empática, lo que no me resulta tan sencillo es aplicar la paciencia que se necesita para poner en práctica esa empatía.

En estas andaba cuando me tropecé con este texto de Óscar González, La paciencia también se educa, de lectura muy recomendable y en el que se aborda la necesidad de enseñar a los niños a ser pacientes, totalmente de acuerdo, pero ¿quién nos enseña a nosotros, los padres?

Hace unos meses escribí la entrada “Mamá, no me agobies”, en la que contaba lo que sentí cuando mi hijo se vió literalmente agobiado por mis prisas y presiones. Esto es algo que he ido cambiando, aplicando las pautas que os comentaba en el escrito, pero la paciencia es una asignatura pendiente en muchas ocasiones.

  • Paciencia para responder qué en el mismo tono calmado tras escuchar 50 veces en 1 minuto Mamaaaá!
  • Paciencia para no meterles la comida con un embudo cuando cada cucharada cuesta 5 minutos.
  • Paciencia para no tirar a la basura todos los juguetes tras media hora intentando que recojan.
  • Paciencia para esperar que se pongan la ropa de la piscina mientras ellos prefieren correr desnudos.
  • Paciencia para no llevártelos del parque, de las bolas o de cualquier lugar gritando como una posesa.
  • Paciencia para aguantar llamadas nocturnas y patadas inesperadas en mitad de la noche.
  • En definitiva… Paciencia para casi todo con ellos.

Me gustaría que alguien me dijera, alguna madre o padre que no pierda nunca la paciencia, como lo hace. Para mi sigue siendo mi talón de Aquiles. Reconozco que voy mejorando, me voy tomando las cosas de otra manera y aplico estrategias que funcionan con ellos, como establecer rutinas. Pero sigo teniendo días en que la paciencia se agota, y llega el enfado, el grito o la mala cara. Y yo me siento mal y ellos se sienten mal y todo es un desastre.

Para evitar llegar a ese punto pruebo con varias cosas:

  • Intentar reconocer y evitar una situación en la que vas a perder la paciencia. Si ya sé como se ponen de nerviosos antes de ir a la piscina me lo tomo como un juego, por ejemplo a ver quien se pone antes el bañador.
  • Cuando veo que se me va de las manos respiro hondo y cuento mentalmente hasta 10, puede parecer una tontería y al principio cuesta crear el hábito pero es una técnica efectiva.
  • Finalmente me obligo a pensar que son niños, que como adulta me tengo que poner en su lugar y que esto no va a durar siempre. Como me dice algunos, ya lo echarás de menos cuando sean mayores… Por ahora hay cosas que no creo que eche de menos, pero bueno para el caso puede valer.

Y acabo con otra de estas frases de azucarillo tan molonas y que va a ser mi próximo mantra:

Ten paciencia con todas las cosas, pero sobre todo contigo mismo

Pues eso, empecemos a ser pacientes con nosotros mismos, no nos exijamos demasiado y vayamos poco a poco, solo así podremos transmitir esa paciencia a nuestros hijos.

Ahora os toca a vosotros, contadme ¿cómo hacéis para no perder la paciencia? ¿Cuales son vuestras claves?

Anuncios

20 comentarios en “¿Quién enseña a los padres a tener paciencia?

  1. La paciencia se educa. Y ser padres es una buena oportunidad de empezar con la tarea. Hay día cuando todos estamos tan cansados que no nos damos cuenta que empeoramos las cosas con nuestro descontento y mala leche. Los niños no tienen la culpa. Pasito a pasito educar a sí misma y en esos momentos “malos” intentar verte a través de los ojos de tus hijos: ¿por qué me grita por nada? ¿pero qué he hecho yo? Y en realidad lo que quieren decirte es “Mamá, te quiero mucho!” (pero no entiendo qué te pasa).

    Le gusta a 1 persona

  2. ¿Que cómo hago para no perder la paciencia? Pues a veces la pierdo y a veces no, y como tu dices generalmente depende de cómo me encuentre yo.
    Hay días en que te encuentras mal, con el moco colgando, la congestión, estornudos, vamos, que estás hecha un trapo y lo último que necesitas es que la niña se te ponga tonta. Pues creo que tengo que hacer muuuuucho ejercicio de paciencia, porque cuando me encuentro así, el grito sale a la mínima. Luego encima la niña te dice -¡es que siempre estás enfadada!-, encima. Hasta 10 no, tengo que contar hasta 50, alejarme de ella y relajarme, porque como sigamos juntas saltan chispas.
    A veces si que intento ponerme en su lugar, respirar hondo, tranquilizarme y ser más paciente, pero me he dado cuenta de que como tenga un mal día me resulta imposible y aguanto pocas tonterías.
    Voy a poner en práctica tus consejos, porque toda la paciencia de la que yo presumía de más joven, se ha ido evaporando.

    Le gusta a 1 persona

  3. Paciencia que palabra tan importante en la vida de las personas y que facil perderla con nuestros hijos .Pero pienso que es fundamental educar a nuestros hijos con paciencia y que les va ayudar a ellos y a nosotros pero a veces tienen que entender que a veces se agota y no puedes mas pero hay que aplicarla en nuestra vida cotidiana nos hara mas felices

    Le gusta a 1 persona

  4. Yo depende del día, a veces estoy con más paciencia y otras con menos, intento contar hasta 10 y parece que va mejor, incluso yo estoy más tranquila, he decidido tomarme la vida con calma al fin y al cabo sólo va a ser niño una vez en la vida.
    Supongo que el día a día hace que lo comprenda más y como he leído me ponga en su lugar, en mi caso está aprendiendo a desenvolverse por el mundo.
    Besitos guapa.

    Le gusta a 1 persona

  5. Yo me reconozco hiper paciente con mis hijos, aunque no sea así con todo el mundo. Ellos en este sentido sacan lo mejor de mí, aunque hay días como bien dices que te saturas por lo que sea y cada cosa propia de la niñez te exaspera y querrías decir bastaaaa.
    Yo en lugar de levantar la voz suelto una argentinada “me estoy pudriendo, chicos!”(como un me estoy agotando?) y ellos, poco acostumbrados a esta frase y verme seria, empiezan:- no te pudras no te pudras mami! y suele cambiar la dinámica porque me prestan atención.
    También he tenido algún día de tal stress y falta se sueño +ambos muy intensos, que me tiré al suelo a llorar del cansancio y se quedaron paralizados…y lo mismo, se centran en lo que me pasa a mí.
    Es curioso y parece fácil, pero creo que funciona porque justamente es la excepción y no la regla.
    También es posible que la paciencia que no pierdo con ellos…la pague por otro lado (marido, abuela…)
    En fin, me ha gustado tu entrada. La paciencia lo es todo. Y el dormir casi que también!
    Nos leemos!

    Le gusta a 1 persona

    • Muchas gracias por tus palabras. Lo de llorar he estado a punto a veces también por cansancio pero al final he pensado en su cara de susto y me he dicho mejor no 😉 Poco a poco vamos avanzando y me alegro de tus altas dosis de paciencia a ver si puedo seguir el ejemplo!

      Le gusta a 1 persona

  6. Estoy leyendo tu entrada y fin, a lloros estoy. Todo se me viene encima hoy y solo tng una bebe!!!!! Es lo unico q tng q hacer y n soy capaz de encntrar un rato xa mi??? O soy boba o algo.estu haciendo mal… paciencia… cn el toda la dl mundo… tendre q tenerla cnmigo??? Bueno.. q hoy t he entendido mas q nunca… mi abuelo smp me decia esa frse: paciencia, q es la madre de la ciencia…besos!!

    Le gusta a 1 persona

  7. Es muy difícil tener siempre paciencia. En mi caso cuando estoy cansado se lo digo al Peque, tampoco es que sirva de mucho y sea una escusa pero espero que con el tiempo espero que si ayude… Para no perder la paciencia suelo contar hasta 10-20-30 depende… Y cuando ya estoy llegando al límite o la pierdo recurro a las cosas que le hice al Peque para el control de rabietas (frasco de la calma y el banquito de relajarnos) que utilizo yo más que el 😉

    Le gusta a 1 persona

  8. Me ha parecido muy interesante lo que cuentas. Ojala alguien nos enseñara a los padres a tener paciencia. Es algo que creo que creo que deberian hablar en las clases preparto… uf!yo pense que tenia paciencia pero no. Y me da miedo perder la calma y ser la mamá gritona, pero creo que con el temperamento que tengo más de un grito la voy a soltar a la pobre. A mi me suele funcionar lo se alejarme un par de minutos de ella y recapacitar. Pero cuando tengo un mal día todo se complica muchisimo más. Me van a venir muy bien tus técnicas para mejorar la paciencia. Saludos!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s