¿Tienes novia? Los niños y el amor romántico

nota de amorQué bonito es el amor, más que nunca en primavera… Pues eso, llevo dándole vueltas a este tema desde que vimos en vacaciones la película El Libro de la Vida, y cuando esta semana el Mayor ha llegado a casa con esta nota no he podido esperar más.

El tema de novios y novias ha ido pasando estos últimos años un poco de refilón. El Mayor nunca se ha mostrado demasiado interesado en tener novia, y si la tiene es porque se lo han dicho (es un mandao vamos).  Pero el caso es que desde que la autora de la nota le dijo ya el año pasado que eran novios (aunque viene y va, como el tiempo…) la tiene como su pareja fiel para toda la vida.

Hace más de un año, antes de cumplir los 5, me sorprendió con esta conversación:

-Mamá ¿puedo guardar los juguetes de pequeño en una caja?

-Si claro, ¿y qué haremos con ellos?

-Pues los guardaré para cuando sea mayor y tenga bebés con Vega.

– …….

En fin… Si a eso le sumamos que quiere vivir en una casa en el campo, con piscina y perro (que no le gustan) ya tenéis ahí al prototipo de clase media burguesa que no se bien de donde ha salido.

Hace poco volvimos a hablar del tema parejil:

-Ya no tengo novia

-¿No? Bueno no pasa nada, lo que importa es que tengas amigos y amigas. Ya conocerás de mayor a alguna chica.

-Pero es que a mí me gusta Vega.

-Bueno, pero cuando crezcas conocerás a mucha más gente y puede que te guste alguien más, los papás conocimos a otras personas antes de estar juntos.

-Bueno, puedo conocer pero al final me quedaré con Vega.

– …..

Vamos, que lo tiene claro. Y por si os lo estáis preguntando, por ahora siguen de novios.

Ante todo esto yo me pregunto de dónde ha sacado este concepto de amor tan permanente, esa idea de familia y hogar tan bien montada. Diréis pues de vosotros, sí somos una familia al uso, pero no todos los niños tienen ese planning desde los 4 años. Gran parte viene de su forma de ser y es que el Mayor es un “Señor Mayor” en muchos aspectos, con normas muy interiorizadas sobre como tienen que ser las cosas, la flexibilidad y readaptación cuando algo no sale como quiere es lo que más trabajamos con él.

Pero más allá de como sea, lo que no se puede negar es que nuestro entorno social propicia en los niños una idea muy clara de lo que tiene que ser amor, y no solo eso, también de qué papel debe jugar cada uno.

Hace unos meses en un cumpleaños infantil los monitores del local, veinteañeros, preguntaban con el micrófono a los protagonistas si tenían novio/novia. ¡Qué risa daba a los padres! ¡Qué bonicos con sus primeros amores!  Lo cierto es que esa niña roja como un tomate porque no tiene novio, ese niño avergonzado de que lo señalen con el dedo o el otro decepcionado por no ser correspondido no me pareció lo más gracioso del mundo.

Aquí hay dos cuestiones.

  • ¿Cómo les estamos enseñando a relacionarse con el resto de compañeros? Mucho hablamos de la igualdad, de no discriminar juguetes, ropa o lenguaje y ni cortos ni perezosos una de las primeras preguntas que hacen muchos a los niños es ¿Tienes novio/a? Lo que transmitimos es que la relación con el otro sexo tiene que ser en esos términos. Recuerdo que a mi hijo la pregunta le sorprendió cuando se la hicieron por primera vez, a los tres años, me miró sin comprender bien qué era eso de novia, él tenía amigas y amigos no había más distinción. De hecho cuando le preguntabas a quien quería de su clase te daba el nombre de un amigo.
  • ¿Respetamos así sus sentimientos? Ante estas preguntas no nos paramos mucho a pensar en los sentimientos de los niños. A pesar de tener 5 o 6 años sienten vergüenza, emoción y tristeza como el que más. Ya se le olvidará dirán unos, anda que no va a conocer gente, dirán otros… Puede que sí pero en ese momento para el niño esos sentimientos son intensos y reales, como los nuestros y se deben respetar de la misma manera.

Preguntar ¿tienes novio/a? sería la mar de inocente si no fuera por la carga que tiene detrás para uno y otro sexo. Somos nosotros los que les metemos en la cabeza desde que son bien pequeños que los hombres y las mujeres son diferentes, son novias y novios y como tal se debe actuar.  ¿Cuántos de nosotros no tenemos unos amigos que tienen un hijo de la misma edad pero distinto sexo que el nuestro y ya estamos organizando la boda? ¿No sería más práctico fomentar su amistad que seguro les dura toda la vida?

librodelavida

Hablaba al principio de El libro de la vida, no voy a entrar a valorar la película, con muy buenas críticas y premios. Lo que me hizo pensar en la visión que se está construyendo mi hijo del amor es que de nuevo, como en el 90% de las películas de todo tipo que se hacen, el papel del hombre es el de salvador, debe ser el valiente que lucha para recuperar/conquistar a su amada, normalmente mucho más indefensa y vulnerable.

Si nos vamos al universo Disney esto ya se eleva a la enésima potencia, se habla de lo injusto que es para la mujer ser siempre presentada como una princesa que necesita ser salvada, pero se habla menos del papel del hombre. Yo estoy criando dos hijos y si solo se quedaran con lo que ven no me quiero imaginar la carga de responsabilidad que se pondrían sobre los hombros, especialmente el Mayor, que ya bastante tiene con lo suyo… Deben ser valientes, atrevidos, graciosos, sensibles, fuertes, inteligentes, cariñosos, decididos, luchadores…

Afortunadamente vivimos en un mundo real, con mamás fuertes, que siempre lo encuentran todo y que declaran su amor sin vergüenza, con papás que necesitan que les den besos y abrazos, que se cansan tras una carrera y que hacen unos guisos impresionantes. Vivimos en un mundo en el que hay parejas de todo tipo y personas sin pareja que viven tan felices. Las películas no son más que películas y nuestro modo de hablar con los niños debe adaptarse también si queremos personas, no hombres y mujeres, por muy simpático que suene preguntar por el novio o la novia.

Y eso es lo que tratamos de transmitir; que el amor es precioso y puede durar toda la vida, o no y no pasa nada; que puedes tener novia y estar contento o no tenerla y estar igual de contento; que no necesitas a nadie a tu lado para sentirte totalmente realizado; que debes puedes luchar por conquistar a quien te guste, sea chico o chica, y que no tienes que asumir nada que el otro no esté dispuesto a asumir también por ti.

Otro reto más que tirarse a la espalda en la educación de los hijos ¿verdad? A mi esta primera notita ya me ha servido para prepararme, porque el amor es el amor y todo lo vuelve loco. Seguiremos hablando…

 

Anuncios

10 comentarios en “¿Tienes novia? Los niños y el amor romántico

  1. Muy buena reflexión, cuando era pequeño me acuerdo lo mal que me sentaba que me preguntasen si tenía novia! Me hacían sentirme raro… “Si yo no quiero tener novia ¿tengo que tener una? ¿por qué?” En esa época pensaba que las niñas eran “tontas” porque no jugaban a las mismas cosas que los niños y no quería perder el tiempo con novias, todavía era pequeño para eso y ya tendría tiempo 😉 . Hay veces que pienso que les queremos hacer “mayores” antes de tiempo.

    Me gusta

    • Pues sí, es que nos transmiten mucha ternura con sus noviazgos y amoríos, una inocencia perdida ya… Pero como dices hay que dejarles tiempo de ser niños y niñas, que se relacionen a su manera sin que nosotros les impongamos los roles, aunque en medio de esta sociedad es complicado… Gracias por tu comentario y feliz día!

      Le gusta a 1 persona

  2. Qué buena reflexión! Es verdad que nuestra sociedad nos condiciona a pensar e incluso a sentir de una determinada manera y lamentablemente el que no entra en ese canon de “normalidad” se puede llegar a sentir distinto. Al igual que tú creo en la importancia de educar en el amor sea como sea, es una reflexión muy muy importante que debemos hacer frente a la educación de nuestros hijos. Muchas gracias! Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

  3. Me encanta lo que dices y cómo lo dices!!! Yo, que tengo dos niñas, y siempre estoy a vueltas con eso de dar ejemplo de “mamá fuertorra” y en fomentar en mis hijas la independencia, la fortaleza, y el concepto de personas como personas, y no como hombres/mujeres, nunca había pensado en el papel de los chicos y en la parte presión que les toca a ellos.
    Y como dices, menos mal que existe el mundo real!!

    Le gusta a 1 persona

  4. El amor, un tema sin duda profundo y caótico para muchos. Pero sinlo analizamos correctamente, ¿qué es más puro que el amor de un niño/a? Ellos sienten y expresan sin filtros. Nosotros como adultos usamos mascaras para no dejar pasar todo lo que sentimos y cuando queremos queremos abrirnos más y dejar salir todo lo que sentimos, aun así no lo hacemos.
    Siempre he dicho, se puede aprender mucho viendo los sentimientos de los niños. En fin fuimos niños una vez, intentemos rescatar algo de esa pureza que una vez tuvimos.

    Le gusta a 1 persona

    • Es cierto, el amor infantil es puro y nos llena de ternura, el problema es cuando se mercantiliza y lo de “tener novio/a” parece casi una obligación. Mientras se quede en simple sentimiento tenemos mucho que aprender como bien dices.
      Gracias por pasar por aquí!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s