¿Y tú me vas a gobernar?

No, no voy a hablar de política, aunque el titular también responde perfectamente a la situación actual… Esta es la pregunta que me hago al menos un par de veces al día desde que trabajo en contacto con universitarios. Diréis qué exagerada, habrá de todo. Cierto hay de todo, pero de todo-todo, hasta universitarios que vienen con su padre y su madre de la mano. De hecho esto es lo que más me ha llamado la atención y lo que me impulsa a escribir esta entrada.

Cuando iba a la universidad nunca en la vida se me ocurrió que me acompañaran mis padres ¡por Dios, qué vergüenza! Pero ni a mi, ni a nadie de esa época. Con 18 años éramos los reyes del mambo y, aunque sentíamos el vértigo en la boca del estómago, íbamos solos, nos matriculábamos solos, nos buscábamos la vida con los horarios, clases y profesores y empezábamos a experimentar algo parecido a la independencia.

Cuando más de 18 años después he vuelto a ese mundillo mi sorpresa ha sido mayúscula. Padres y madres que llaman para preguntar por las carreras, las notas de corte o las fechas de matrícula. Padres y madres que se presentan a matricular a sus hijos, a hacerles el horario y que incluso anotan su propio número de móvil. Padres y madres que se sientan a debatir las salidas profesionales de unos hijos que permanecen sumisos de pie a su lado. Padres y madres que dicen solo “acompañar” mientras su hijo intenta expresarse bajo los constantes apuntes y correcciones de su acompañante.

No se cómo voy a ser yo cuando mis hijos vayan a la universidad, si van. Lo que veo es como son muchos algunos padres de ahora, padres universitarios además o con estudios superiores al menos. Padres que, como yo, pasaron por esa experiencia e imagino que ahora quieren ayudar a sus hijos, aconsejarles, guiarles, entender el nuevo sistema. “Es que ha cambiado mucho desde que yo estudiaba” Sí ¿y a que tu madre no venía contigo? me dan ganas de decir a veces.

Ojo, no estoy diciendo que esta sea la peor opción, pero creo que en poco tiempo hemos pasado del desentendimiento a la absorción más absoluta. Son los famosos padres helicóptero de hoy, que supervisan todas las actividades de sus niños y se implican en ellas sin dejar que aquellos desarrollen su autonomía. Y así llegan a la universidad, dependiendo de sus padres para trámites que deberían afrontar solos. Dejando que sus padres luchen las batallas que les corresponden a ellos.

Vale, no son todos. Vale, seguramente estos no vayan a ser los dirigentes más poderosos o que lleguen a congregar a las masas, pero van a formar parte de esta sociedad y ni su padre ni su  madre van a estar ahí toda la vida. De lo que se trata es de darles las herramientas para que sepan desenvolverse, para que sepan levantarse cuando la vida les dé un revés, no de poner la cara para llevárnoslo nosotros.

Y eso cuesta, que me lo digan a mi que en cuanto mi hijo me cuenta una pena me dan ganas de saltar a batirme en duelo con quien haga falta. Dejar que crezcan cuesta, pensamos que no están listos, que son demasiado pequeños para afrontar tal o cual experiencia y muchas veces nos equivocamos. Ellos son fuertes, están preparados, somos nosotros los que no estamos listos para verlos marchar, al instituto, a la universidad, a la vida.

Confiemos un poco más y dejemos que vuelen solos, confiemos en los adultos que van a ser y esperemos que la sociedad futura sea mejor que esta, aunque sea un poco, de eso se trata.

¿Cómo lo veis? ¿Estaréis listos para verlos marchar?

Anuncios

4 comentarios en “¿Y tú me vas a gobernar?

  1. Ya te echaba de menos!!

    Me ha encantado esta publicación. A mí sí que me gustaría estar preparada para verla marchar siendo completamente autónoma. Pero creo que para eso hay que empezar desde bien pequeños, darles autonomía y responsabilidades adaptadas a su edad, que les ayuden a sentirse realizados y que les animen a seguir por ese camino.
    Tambien depende de niños y de padres, pero yo espero no ser una madre helicóptero 😂😂
    Por cierto, yo (ya no en la universidad) en el instituto fui sola a matricularme, a pedir el título y a otros muchos trámites… es que nuestros padres eran unos cracks!!!
    Sigue así!!!

    Le gusta a 1 persona

  2. Yo creo que antes nos poniamos las pilas para saber que teniamos que hacer sin pedir ayuda a nuestros padres. Ahora yo creo que puede ser que no esten tan atentos a toda la informacion que se les da. Opino que van mas perdidos o se lo hacen ya que es.muy comodo que te lo hagan todo tus padres. Les damos demasiadas facilidades a las que se acostumbran facilmente. Son maduros para lo que quieren. Pero tienen que espabilar y ser autonomos. Para ser mas felices.

    Le gusta a 1 persona

    • Estoy de acuerdo contigo, claro que es más fácil, a todos nos gusta que nos hagan las cosas. Pero como bien dices serán más felices y se sentirán más satisfechos consigo mismo cuando logren hacer las cosas ellos solos. Gracias por comentar!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s