Admitámoslo, ser madre no vende

Parece ineludible hablar del inminente Día de la Madre, menudo blog de maternidad sería este sinó… 😉 Pero la verdad es que es un tema que no me acaba de convencer, esta celebración digo. Ahora solo se oyen alabanzas. A las madres en general, a la de cada uno en particular, a las que trabajan, a las que no, a las que dan pecho, a las que no, a las que salen de fiesta, a las que no. En general en estas fechas parece que ser madre es “lo más”, seas como seas. No es momento de críticas, ¿eres madre? Molas. Pues no.

Lo siento pero no, tanto empalague con el Día de la Madre cuando el mensaje que realmente se mantiene en la sociedad es el contrario: Ser madre no mola, las madres no son tendencia, ni trending topic ni nada.  Y tú, madre, dirás: “Eso sería antes, las madres de ahora sí somos guays”. Sí vale, tenemos blogs, nos guardamos tiempo para nosotras mismas, quedamos con nuestras amigas, salimos estupendas con nuestros retoños en Instagram… Solo tienes que ver a madres fantásticas como Paula Echevarría o Sara Carbonero, estupendas y maravillosas siempre ¿verdad?

Huffingtonpost

Pero behind the cameras están las ojeras, el cansancio, las cejas sin depilar, el libro que no avanza, esa sospechosa mancha en el pantalón, el the wheels on the bus que no se va de la cabeza… Y especialmente el aburrimiento de oírte decir: Recoje, haz pis, lávate los dientes, ponte la chaqueta, no pegues a tu hermano, cómetelo todo…

Y es que hay cosas que no cambian. No sé si os acordáis, madres, cuando decíais: Yo no seré como mi madre, qué pesada con el “abrígate”, “no vengas tarde”, “si menganito se tira por un puente ¿tú también?”, “si escuece es que se está curando”, “si no te lo comes para la cena”… Y así podríamos seguir hasta llenar dos folios. Eso era mi madre yo no ¿verdad? ¡JA! Que levante la mano la que no ha repetido frases de su madre, incluso varias el mismo día.

Las madres, y la mía me va a perdonar, somos plastas por naturaleza, la naturaleza que nos impulsa a proteger a nuestros retoños y ver peligros, problemas y amenazas más allá de lo que dicta la pura lógica. No es agradable reconocerlo (espero que si hay alguna que no sea así se manifieste de inmediato y me lo cuente) y no digo que sea malo, lo que digo es que eso ni es moderno, ni cool, ni guay, ni mola, ni nada. Por muchas motos que nos vendan.

Precisamente esta semana descubría en JotDown este artículo de Jenn Díaz, que lo resumía a la perfección: Las madres no quedan bien. Y como ejemplo de ello hacía un repaso por los infantes televisivos que se han criado sin esa figura y han salido la mar de espabilados, creativos y aventureros. Todo porque no tenían a nadie que les dijera que se limpiaran las orejas. No dejéis de leerlo.

El caso es que, pese a los avances de la mujer en otros campos, las madres siguen, seguimos, siendo representadas como esa figura abnegada, preocupada, dispuesta a darlo todo por sus hijos y como no seas así… MAL. ¿Cuántas madres guays vemos en las series por ejemplo? De hecho las madres que no siguen los parámetros fijados son MALAS. Así a bote pronto se me ocurre la figura de Cersei en Juego de Tronos (aunque esta se salta los parámetros en muchos otros sentidos); Claire Underwood, la No Madre de House of Cards; la calculadora Betty de Mad Men; la directamente desaparecida madre en The walking dead… Por citar alguna de las series más en boga. Seguro que alguna más tenéis por ahí. Son mujeres fuertes que han priorizado su vida a la de sus hijos, o al menos no la han abandonado, y eso no se hace CACA.

cersei2blannister2b7

Es muy bonito hablar de igualdad, de conciliación, de derechos … Pero a la hora de la verdad seguimos cobrando menos, seguimos renunciando a nuestra carrera profesional, seguimos trabajando más en casa, seguimos ocupándonos de los disfraces o las visitas médicas de nuestros hijos y, pese a todo, seguimos sintiéndonos culpables.

Culpables porque nadie nos lo explicó. Nosotras iniciábamos una nueva sociedad, libre y democrática, estudiaríamos la carrera que no pudieron hacer nuestras madres, tendríamos independencia económica y no seríamos menos que ningún hombre, pero nadie nos dijo que cuando fuéramos madres todo eso iba a cambiar. Porque las madres no somos noticia, nada pasa si hay una madre cerca, ni bueno ni malo (una madre como Dios manda of course). No hay aventura ni diversión, eso no quedaría bien. Lo que queda bien es ser joven, trabajadora y sin cargas. Con la sonrisa profident pintada en la cara, sin bolsas bajo los ojos y con libertad para salir, viajar, gastar y dejarlo todo bien reflejado en las redes sociales, siempre con sentido del humor y cierto toque picante, faltaría más.

emma-stone-gafas-sol-67913

Menos mal que nosotras sabemos que no es así. Sí, es cierto, le hago que se acabe las lentejas, pero a cambio le doy helado de postre. Le digo más de una vez “como vaya y lo encuentre…”, pero cuando lo encuentro jugamos juntos. Me preocupa que se enfríe, pero le dejo que saque la cabeza por la ventana cuando llueve… No seré una madre guay que dé para una serie, pero para mis hijos soy lo más (por ahora).

Tampoco vamos a cambiar la figura de la madre de un día para otro, a la mía que no me la toquen. Tenemos su herencia, su esencia, básica en nuestro desarrollo. Lo que sí deberíamos cambiar es esa imagen que se mantiene en el imaginario popular. La maternidad es un hecho, no hay que cuestionarla, criticarla, racionalizarla o adorarla, simplemente hay que verla como una condición más. Soy mujer, trabajadora, bloguera, amiga, amante, hija, hermana… y MADRE, eso sí, en mayúsculas.

PD: Que no se me indigne ningún padre. Hay muchos igual de implicados que las madres, pero es que hoy nos tocaba a nosotras 😉

Anuncios

9 comentarios en “Admitámoslo, ser madre no vende

  1. Me encanta a pesar de todo lo que hacemos es verdad al final te sientes mal, me has descrito, yo también soy una pesada, muy mandona ja ja y nunca pensé que fuera así… No soy perfecta pero para mi hijo soy la mejor madre del mundo y eso nadie me lo puede quitar… (No tengo abuela) ja ja.
    Besitos linda y feliz puente!!

    Le gusta a 1 persona

  2. Chorrada absoluta de artículo. Muy harta del victimismo de las madres de hoy, si queréis ser madres sedlo, pero luego no estéis todo el rato quejándoos con el “no nos ayudan, no molamos, somos pesados, los niños se nos ponen enfermos, no tenemos tiempo para nosotras, las chicas que no son madres no nos entienden”… CANSÁIS, y sobre todo cansa ese tonillo subrepticio de superioridad moral que esgrimís.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s