Técnicas de estudio: La verbalización consolida el aprendizaje

En este repaso que estoy dando a las que considero las técnicas más útiles de cara a preparar una oposición o cualquier examen en general, llegamos a una de mis favoritas. Después de hacer una buena lectura y de tener listos nuestros esquemas y resúmenes llega el momento de ponerse delante del público (imaginario o no) y demostrar hasta donde llegan nuestros conocimientos, es la denominada verbalización, o contar la película en voz alta.

Puede que muchos consideren que hablar en voz alta no es en sí mismo una técnica de estudio, para mí sí tiene esa entidad ya que verbalizar lo que tenemos en la mente nos va a servir para comprobar hasta qué punto sabemos y entendemos lo que hemos estudiado. Por lo que respecta a la verbalización dividiría su uso en dos apartados: Como método de memorización y como forma de comprobar si nos sabemos el tema.

Memorizar a través de la palabra

Lees, vuelves a leer y repites lo que has leído en voz alta, sin mirar preferentemente, así varias veces. Es una técnica sencilla no apta para los amantes de la biblioteca ni para los delicados de garganta. La botella de agua al lado es un requisito indispensable, y unos caramelos tampoco vienen mal. Repetir en voz alta lo que estamos estudiando nos ayuda a recordar mucho mejor la información, no solo lo pensamos sino que nos escuchamos diciéndolo. Es una forma de estudiar más amena, yo he tenido monólogos verdaderamente interesantes reflexionando sobre algo que acababa de leer. Aunque este a su vez es otro problema: que en nuestras diatribas acabemos yéndonos por los cerros de Úbeda. La clave es centrarse y repetir el mensaje hasta que ese se quede grabado, si nos entra por los oídos además de por la vista será mucho más sencillo de recordar. Cuando lleguemos a examen y tengamos delante la pregunta nos visualizaremos a nosotros mismos diciéndonos la respuesta.

Imparte tu propia clase

La verbalización no solo es útil como proceso de adquisición de contenido, a través de ella podemos comprobar cómo llevamos el temario. De hecho es una técnica básica cuando hablamos de oposiciones donde una parte sea de exposición pública. La única forma de pasarla adecuadamente es habiendo practicado, y mucho, en casa. Se trata de mentalizarse desde el principio, ponernos en situación. Tenemos un público, que puede ser imaginario o alguien real que nos quiera tanto como para soportar la chapa de temario que le vamos a soltar, y hacia él enfocamos nuestro discurso. Podemos tener hecha una guía con los puntos más relevantes que vamos a desarrollar y también viene muy bien prepararse una serie de preguntas que nuestro público nos hará una vez finalizada la exposición. Las preguntas son especialmente útiles para comprobar si controlamos el tema y sabemos salir airosos de la situación.

Si somos capaces de verbalizar en un discurso coherente lo que hemos aprendido es que tenemos el tema sabido. La palabra no hace más que reflejar pensamientos, si estos están bien organizados el discurso será claro. Si comprobamos que tenemos problemas para hilar un monólogo con sentido seguramente haya que repasar conceptos.

Y para terminar aquí os dejo de forma resumida los puntos que considero claves para una verbalización adecuada:

  • Empieza por los conceptos claves de cada tema, explícatelos a ti mismo para comprobar que los entiendes bien.
  • Estructura las ideas en la mente o sobre papel antes de lanzarte al discurso, si lo tienes escrito te será más fácil para recordar el guión a seguir.
  • Utiliza tus propias palabras para expresarte, no busques fórmulas forzadas, verbaliza de forma sencilla, frases cortas y claras.
  • Haz uso de las preguntas. Plantéate cinco o seis preguntas de cada tema e intenta darles respuesta.
  • Da una clase. Para comprobar que tienes el temario bien sabido imagina que tienes que explicárselo a una clase. Pensar cómo lo harás, qué partes explicarás primero y buscar ejemplos te ayudará a acabar de consolidar todo lo aprendido.

Contadme ahora, ¿utilizáis la verbalización? ¿Alguna idea más?

 

Anuncios

11 comentarios en “Técnicas de estudio: La verbalización consolida el aprendizaje

  1. Considero que es fundamental verbalizar despues de estudiar o preparar un tema. Es lo que te da la seguridad de que te lo sabes y te ayudar a memorizarlo mejor que si intentas escribirlo. Si lo sabes oral compruebas que lo sabes super bien estas afianzando eso que has aprendido . Es una parte que no podemos suprimir. Considero esencial verbalizar. Por ejemplo mi hijo de trece años no le gusta que le pregunte el tema de manera oral porque descubre que no se lo sabe bien y se enfada.

    Me gusta

  2. Otro buen refuerzo para prepararse las exposiciones verbales es dirigirse a una audiencia imaginaria y grabarse en vídeo. Luego repasando el vídeo es fácil descubrir que partes necesitamos reforzar y si tenemos algún tic o muletilla hablando que pueda deslucir un buen dominio de la materia. Me ha encantado el artículo!!!

    Le gusta a 1 persona

  3. Pingback: Los errores más comunes del opositor |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s