Quien me iba a decir que celebraría Halloween

Quién me iba a decir a mí que pasaría tardes la mar de entretenida recortando murciélagos, creando platos fantasma o haciendo mini-momias.

Quien me iba a decir a mí que estaría dos días envejeciendo vendas con café para crear un disfraz de momia “de verdad”.

Quien me iba a decir a mí que me gastaría dinero para llenar mi casa de telarañas a propósito.

Quien me iba a decir a mí que me pondría un sombrero de calabaza, me llenaría las manos de anillos araña y pasearía por la calle más feliz que una perdiz.

Quien me iba a decir a mí que la fiesta de Halloween se convertirá en un evento a celebrar por todo lo alto.

Pues ya os lo digo yo, mi hijo mayor es el que me lo podía haber dicho (da miedito eh??)

momia

Y es que la llegada de un hijo tiene eso, haces cosas que nunca en la vida te habrás imaginado, como celebrar una fiesta que siempre has criticado porque es una imposición de los yankees malos malotes.

Pues sí, en mi época lo de Halloween sonaba casi a chino pero poco a poco ha ido imponiéndose entre nosotros como el bonachón de Papá Noel. Como digo no fui consciente de ello hasta que tuve al Mayor y salió de la guarde con una careta de Frankenstein, eran las primeras señales de lo que estaba por venir. Calabazas, brujas, momias, zombis… Poco a poco esto se fue normalizando y cuando hace un par de años alguna madre iluminada propuso “¿y por qué no hacemos una merienda en el parque disfrazados y les repartimos caramelos?” se desató la locura.

Mi mayor se convirtió en un auténtico fan de la fiesta, quería disfrazarse, quería decorar la casa, quería salir a pedir caramelos por la calle… Yo me resistía, quería seguir fiel a ese espíritu juvenil que te anima a rebelarte contra las imposiciones, y ese primer año aprovechamos el disfraz de bombero (se convirtió en un bombero asesino) y por supuesto nada de arañas en casa (más allá de las habituales).

Pero el año pasado las fuerzas flaquearon, porque otra de las cosas que he aprendido con la maternidad es a relativizar, a dar importancia a lo que realmente la tiene “qué más da que sea una fiesta importada ¿se lo pasan bien? Pues adelante”,  incluso he descubierto ventajas.

Ventajas de celebrar Halloween con niños

    • Los tienes entretenidos con las manualidades. Cartulina, tijeras, pegamento y ale, a crear. Si a esto le añades rollos de papel, limpiapipas, ojitos, lana o cualquier otro material los resultados pueden ser sorprendentes. También puedes comprarlo hecho pero así matas dos pájaros de un tiro: tienes la casa “terrorífica” y a los niños ocupados y encantados de la vida. Aquí tenéis algunas ideas.
    • Les ayuda con sus miedos. La combinación de miedo y diversión es algo que nos encanta, a muchos nos gusta pasar miedo, prueba de ello son esas atracciones de feria o los túneles de terror que tienen tanto éxito. Pero cuando los miedos llegan por primera vez a nuestra vida hay que aprender a gestionarlos. A partir de los cuatro años hicieron acto de presencia, como os contaba aquí, y tener una fiesta que te obliga a disfrazarte de lo que te asusta y hacer con ello algo divertido como pedir caramelos ayuda y mucho. Los zombis, vampiros, fantasmas, hombres lobo y brujas dan menos miedo vistos “desde dentro”, nos ponemos en su lugar, somos ellos y podemos decir: “¿ves como no es malo?”.
    • Ayuda a hablar de la muerte. Parece que nos quedamos con la parte lúdica de la fiesta pero Halloween tiene un significado (podéis leerlo aquí) que no difiere tanto de nuestro día de Todos los Santos, se puede traducir como el paso del día de los vivos al de los muertos. Que celebremos con fiesta esa noche no quita que valoremos el significado del día siguiente y podemos aprovechar para explicarles que existe un día para recordar a todos los que no están. ¿Por qué elegir bando si podemos aunar tradiciones?

En definitiva este año lo tenemos casi todo a punto para este día: Disfraces, telarañas y fantasmas por casa, sustos, juegos y chuches ¿qué más se puede pedir?

Contadme ahora vuestras ideas (fáciles plis) para disfrutar de Halloween.

Anuncios

4 comentarios en “Quien me iba a decir que celebraría Halloween

  1. Pues estamos igual. Yo también era (soy) anti-halloween, no me gusta nada pero, ya ves, me han insitido tanto que tampoco he tenido razones (más allá de mi cabezonería) para negarme. Y este fin de semana en casa será terrorífico.. Al final, es lo que tú dices en el post, si ellos se lo pasan bien y es una manera de entretenerlos.. nos apuntamos al halloween

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s