#ElTemaDeLasemana. El peor momento del día

Llevaba unos días dándole vueltas al tema. ¿Cuál es el peor momento del día? ¿Por la mañana cuando suena el despertador? No, porque soy optimista por naturaleza y  me gusta afrontar los días con buen ánimo ¿Cuándo se pelean los niños? Podría ser, pero tampoco se pelean todos los días y aún así no puede ser considerado como lo peor.  ¿Cuándo hay que “negociar” para irse del parque? Las negociaciones no están tan mal. ¿Cuándo noto el enfado asomando y no lo puedo controlar? Este sería un buen candidato, afortunadamente esto pasa cada vez menos, así que este tampoco me valía.

En esas estaba, metida en la cama y pensando, cuando, como cada noche el peque se metió entre nosotros y empezó a acoplarse hasta quedar en la postura que prefiere últimamente: diagonal y con las piernas enfocando mi cara. Ya lo tenía, ese es mi peor momento del día, o de la noche, o de la madrugada. Esa patada que te llega de forma inesperada que te despierta, que te desvela, que te hace daño. En esos momentos mi cariño por esa pequeña criatura disminuye drásticamente, lo siento es así. Ya hable de mi experiencia con el colecho aquí.

Para nosotros el colecho es una imposición pura y dura, que soportamos lo mejor que podemos por él, porque necesita ese contacto. Hay épocas mejores y peores, ahora al menos no ronca tanto, pero para compensar (no nos vayamos a acostumbrar a lo bueno) suelta patadas a traición, de esas que te dejan amargada y pensando: “no hay duda, este es el peor momento del día”.

#ElTemaDeLaSemana es una iniciativa nacida de los @PapásBlogueros para toda la blogosfera. Queremos saber un poco más de ti, y que sepáis más de cada uno de nosotros. Por eso propondremos un tema semanal sobre el que reflexionar brevemente en nuestros respectivos blogs y compartiéndolo en este carrousel para llegar a todas y todos.



Anuncios

15 comentarios en “#ElTemaDeLasemana. El peor momento del día

  1. Los mios por suerte practican sus patadas contra…la mandíbula de papá! A mi no me dan nunca! Supongo que es por dos motivos:
    1. Saben que papi no quiere colechar y se vengan de él
    2. Conocen el sueño profundo de papá. Es impresionante: no se despierta ni con una triple mortal en toda la cara!!
    En cualquier caso, mi Colecho es elegido porque prefiero mal dormir que levantarme mil veces a dar la teta. Eso sí, cuando se destete el chiquito, me voy una semana a dormir a un cabaña sin WiFi (y sin niños! Gracias Abu!)
    Ánimo, pasará …como todo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s