Pilates, que la fuerza te acompañe

Los que habéis practicado alguna vez pilates sabéis a qué me refiero con este titular. El pilates no es una disciplina para personas mayores o para aquellos que buscan el mínimo esfuerzo, por mucho que pueda parecerlo al ver un clase desde el tendido. Sólo los que se han enfrentado a una sesión pueden dar fe de que la fuerza te tiene que acompañar, los que no lo han hecho aún pasen y lean.

Estaba yo mirándome al espejo y pensando que esa tripa no tenía pinta de volver por si sola a su estado pre-embarazo, y eso que ya habían pasado dos meses desde el parto. Ilusa de mí, y era el primero, me río yo de mis pensamientos después del segundo embarazo… El caso es que decidí intervenir y me pasé por el gimnasio. Pilates, ofrecían, pintaba bien, ahí tumbados en las colchonetas con música tranquila y yo sin muchas ganas de hacer esfuerzos. “Es ideal para la zona abdominal”, pues allá que voy… ¡Ay amiga! Cuánto te quedaba por pasar.

Cierto que estás en la colchoneta la mayor parte del tiempo, cierto que la música relaja, pero estar tumbado o sentado no es sinónimo de no hacer esfuerzos, ni mucho menos. Lo primero fue controlar la respiración, eso todavía me cuesta, “inspira subimos, espira bajamos” o al revés. Nunca había pensado que fuera tan complicado controlar algo que hacemos de forma inconsciente. Después toca controlar el cinturón abdominal, también le llaman core. Es como apretar toda tu zona abdominal y tenerla bajo control durante una hora, esto incluye también el suelo pélvico. Entre respirar y apretar pasé la primera clase más concentrada que en mi vida.

Poco a poco le vas cogiendo el truco y es cuando la cosa se complica porque el esfuerzo es considerable. Las agujetas de los primeros días aún las recuerdo, como si hubiera pasado siete horas haciendo abdominales. Tienes que mantener el cuerpo bajo control partiendo de ese centro y a partir de ahí realizar movimientos concretos. La flexibilidad también juega un importante papel y este, lo admito, es mi punto débil por lo que a veces llegaba a ser frustrante ver que no llegaba o que no conseguía mantener la posición ni 10 segundos.

Como todo, al final llegas a un cierto control y empiezas a ver resultados, mi barriga disminuyó considerablemente y recuperó parte de su tono muscular, también noté grandes mejoras en la flexibilidad. Hoy en día no lo practico por incompatibilidad de horarios, pero me gustaría retomarlo, porque además es una disciplina que engancha. No llega nunca el momento en el que dices “ya lo hago todo perfecto”, siempre puedes ir un poco más allá, exigirte un esfuerzo extra y esto me resulta muy motivador.

Para resumir aquí os dejo los beneficios más importantes del pilates:

  • Fortalece y tonifica el cuerpo estilizando la figura.
  • Mejora la postura y ayuda a corregir hábitos incorrectos.
  • El control de la respiración y la concentración que conlleva ayuda a eliminar el estrés.
  • Mejora el equilibrio, la coordinación y la flexibilidad.

Entonces, ¿os vais a animar? Si ya lo practicáis me gustaría conocer vuestra experiencia.

Anuncios

6 comentarios en “Pilates, que la fuerza te acompañe

  1. Pingback: Ocho razones para hacer deporte cuando eres madre |

  2. Pingback: Natación o como pasé de comer pies a ser mi deporte cabecera |

  3. Llevo 2 años practicando pilates. Y a día de hoy cuando hacemos ejercicios con mini pesas de un kilo, al día siguiente las agujetas se apoderan de mis brazos y de mi espalda!!
    Es un deporte que engancha, poco a poco vas viendo como ejercicios que antes veías imposibles, ahora van saliendo!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s