¿Cómo somos los padres viejóvenes?

Estaba viendo las noticias cuando me ha llamado la atención parte de una frase: “un joven de 41 años…” Está claro que un anciano no es, pero tanto como joven… Hoy en día parece que tenemos que ser jóvenes cuánto más tiempo mejor. “Los 40 son los nuevos 30”, “con 50 años empiezas a saber disfrutar de la vida”, son frases que se oyen desde hace ya tiempo, todo menos decir “sí, me hago mayor ¿qué pasa?”.

Y ¿qué pasa cuando extrapolamos esta eterna juventud a la maternidad? La primera consecuencia es precisamente mamás más mayores. La maternidad se retrasa sí. Estudiar, desarrollar una carrera profesional o encontrar una pareja estable, son factores que están en la primera línea, pero también lo es el querer alargar la vida que tenemos cuando somos jóvenes. Sin responsabilidades familiares, con posibilidad de viajar, salir, hacer deporte o simplemente pasar una tarde leyendo un libro.

Lo cierto es que pensamos que ya tendremos tiempo, que la sociedad de ahora no es como la de antes, aquí con 41 años eres joven, así que gran cantidad de mujeres pasamos de los 30 viendo la maternidad aún como algo lejano. No voy a cuestionar esto, soy la primera que sigue viéndose como hace 20 años y eso que los 40 ya se ven en lontananza, pero sí me planteo como está influyendo en nuestros hijos el hecho de que sus padres sean unos “viejóvenes” en toda regla. Después de pensarlo un poco he encontrado una serie de características que compartimos varios padres de mi entorno. A ver qué os parece.

Somos más egoístas con nuestro tiempo. Creo que esta es una característica que compartimos todos los que tenemos hijos en etapa infantil y pertenecemos a la llamada generación X. Nosotros también crecimos en un estado de bienestar donde se nos dio gran protagonismo, nos íbamos a comer el mundo y el dejarlo atrás todo solo por haber tenido hijos no entra en nuestros planes. Queremos nuestro tiempo, ya sea para ir al cine o para salir a correr. No queremos renunciar a nuestros trabajos ni a nuestros hobbies y queremos que nuestros hijos lo entiendan y no sentirnos culpables por ello.

Somos más tolerantes. Tenemos gran capacidad para ponernos en la piel de nuestros hijos. Esto es positivo, no solo nos preocupamos por su estado físico, damos gran importancia al nivel emocional, intentamos hablar con ellos, que el diálogo sea la base, etc. El problema es que a veces tendemos a ser demasiado comprensivos. Buscar el “colegueo” no creo que sea lo más adecuado, por ejemplo, conozco padres que aceptan que sus hijos beban o vayan a beber alcohol, “porque todos lo hemos hecho y es peor prohibírselo”. Hay una fina línea entre comprender qué es lo que les pasa y permitir que se pasen.

Somos más exigentes. Pese a haber nacido en una sociedad democrática, en la que hemos contado con todos los privilegios, nadie nos ha regalado ni nuestro trabajo ni nuestros estudios y sabemos muy bien lo que es una sociedad competitiva y lo que puede pasar cuando todo estalla y la crisis llama a tu puerta. Por eso educamos a nuestros hijos en el valor del esfuerzo, si quieren conseguir sus objetivos van a tener que trabajar desde el principio. Seguramente la presión sea excesiva y las quejas por el abuso de deberes o el sentido de las extraescolares a edades tempranas son temas de creciente actualidad.

Somos más divertidos. Esta es la más subjetiva de esta serie de características. El hecho de que vivamos en este estado de juventud perpetua hace que seamos padres y madres que nos tomamos la vida con un punto de humor. Jugamos más con nuestros hijos, salimos a compartir muchas actividades de ocio y nos sentamos a ver y comentar películas de dibujos con las palomitas. De hecho hay veces que las actividades casi nos gustan más que a ellos, ¿qué padre viejóven no disfruta como un enano montando un lego de StarWars?

Seguro que tenéis alguna característica más, o quizá no estéis de acuerdo con alguna ¿opiniones?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s