Cinco consejos para no engordar en Navidad

Hace un par de meses me puse a dieta, locuras que le dan a una. La verdad es que estoy contenta, he rebajado un par de tallas y me veo estupenda oye. Pero ahora tenemos un problema, ¡ding dong! la Navidad llama a su puerta, con sus turrones, mazapanes, galletitas; con su jamón, canapés, ibéricos, cocidos, marisco; con sus vinos, licores, copas, champán, cervecitas… No tengo intención de tirar por la borda semanas de dieta, pero tampoco estoy dispuesta a renunciar a los placeres degustativos de esta época del año. Así que, ¿qué hacemos? Se me ocurren cinco ideas.

1. Haz dieta. 
Sí, no parece que sea la época más propicia del año, pero realmente es una buena oportunidad para cambiar nuestra alimentación los días de descanso entre evento y evento. Sabes que te vas a pasar, entre la cena de empresa, la comida con los amigos, Nochevieja, Navidad, el vamos a quedar a comernos las sobras… Así que los días que no tengas eventos llama a tu mesa al pollo y al pavo a la plancha, a las ensaladas verdes, a las verduras y a la fruta. Y por la noche ten especial cuidado, cena pronto cuando puedas, verde a ser posible, o invita a la olvidada merluza. Si te entra el hambre antes de acostarte cierra con candado el cajón de los bombones y toma un vaso de leche desnatada, no te hará sentir culpable y te ayudará a dormir.

canapes

2. No te saltes ninguna comida.
Muchas veces cometemos el error de pasar el día siguiente a un exceso casi sin comer, también solemos “hacer hambre” para una copiosa cena y nos olvidamos de la merienda. Esto es un error, comer cinco veces al día debería estar prescrito por ley. Nuestro organismo necesita recibir energía con regularidad, si no lo hace comienza a almacenar reservas y son estas las que se convierten en grasa. Si nos saltamos una comida llegamos a la siguiente muertos de hambre por tanto comeremos más y de forma más descontrolada. No se trata de zamparnos un bocata de chorizo para merendar si luego tenemos una cena, pero con una manzana, un yogur y una tostada integral estaremos en mejor disposición de afrontar el reto.

3. Vigila las guarniciones, entrantes y el alcohol.
Ya sabemos que no todo engorda por igual, no podemos comparar unas sabrosas patatas fritas con un calabacín a la plancha pero si no queremos morir de susto cuando nos pesemos tras las fiestas a algo habrá que renunciar. Por mi parte entre un chuletón y unas patatas me quedo con lo primero. Mejor comer el plato principal tranquilamente sin añadirle más calorías, por eso podemos optar por guarniciones a la plancha. Lo mismo con los entrantes, dos canapés no son delito, siete sí. Si no llegamos con un hambre excesiva (al haber hecho nuestras 5 comidas) resistirse será más fácil. Con el alcohol pasa lo mismo, un solomillo con agua no se disfruta igual que con vino, no tenemos que renunciar, solo vigilemos las copas que tomamos.

4. Intenta mantener la actividad deportiva (o iniciarla)
No es fácil sacar tiempo durante las fiestas para ir al gimnasio, entre las vacaciones escolares y demás el chándal se queda colgado del armario. Pues habrá que esforzarse, si no podemos ir a clase vayamos aunque sea a correr a la cinta, o salgamos a caminar con los niños aprovechando el tiempo libre. Y si el deporte no es lo tuyo, busca otra manera. Por ejemplo, las compras navideñas, deja el autobús o el coche y ve andando o intenta moverte después de una comida consistente, jugar con los niños supone un gran gasto energético.

5. No tengas prisa.
Come con calma, saborea cada bocado, mastica bien. No es ninguna tontería, mientras masticas no estás comiendo y el simple hecho tiene además un efecto saciante. Más vale tardar diez minutos en comerse un trozo pequeño de tarta que engullirlo y repetir. Aprovecha para hablar, las comidas familiares y con amigos son el escenario ideal, mejor que te tachen de parlanchín que te atragantes con el turrón.

Y si de todas formas al final de la partida la báscula te supera, no te agobies, tampoco es el fin del mundo. Así ya tienes uno de esos propósitos que tanto nos gusta hacer con el año nuevo, perder los kilos navideños.

Ahora me podíais ayudar ¿algún truco o receta milagrosa para estas fiestas? Y lo de no comer no cuela ¿eh?

Anuncios

2 comentarios en “Cinco consejos para no engordar en Navidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s