En los días buenos

En los días buenos dormimos toda la noche del tirón. El pequeño no se mete entre nosotros, nos fríe la espalda a patadas y nos desvela con sus ronquidos. El mayor no se despierta con pesadillas y no nos levantamos como si hubiéramos estado de fiesta toda la noche.

En los días buenos paseamos por la calle de la mano, cantando villancicos o Bob Esponja, sin echar a correr en las proximidades de todos los cruces.

En los días buenos se van a la cama sin protestar,  el mayor nos cuenta unos cuentos fabulosos ante la total atención de su hermano y no hay que llevarlos a la cama medio dormidos y de mal humor.

En los días buenos se comen las lentejas sin hacer dramas mientras jugamos a la magia viendo como desaparecen cucharada tras cucharada para después tomar una gran bola de helado de chocolate.

En los días bueno no me importa que salten en el sofá, construyan casitas con los cojines o jueguen a los fantasmas corriendo con las mantitas por encima de la cabeza.

En los días buenos hacen carreras por ver quien se lava los dientes primero o quien hace el pipí más grande sin tener que perseguirlos corriendo por toda la casa.

En los días buenos decimos “¡buenos días con alegría!” para ir al cole, hay risas y prisas por ponerse los pantalones antes que yo, sin que llegar al cole a tiempo sea una odisea cargada de gritos y pérdida de nervios.

En los días buenos me gusta mi casa con sus trastos y sus juguetes, con ese mando a distancia que se va de marcha y aparece a los tres días, con esa habitación a la que hay que entrar de puntillas, sin amenazas para recoger, sin frustración porque nunca está limpia del todo.

En los días buenos nos hacemos cosquillas y contamos chistes, sin acabar peleados porque me han tirado las gafas de una patada o le ha dado un cabezazo a su hermano.

En los días buenos soy feliz por ser madre, me siento plena, satisfecha y orgullosa de verlos crecer felices.

………

En los días malos tengo que ser madre, pierdo la paciencia, las fuerzas y creo que todos sus traumas van a ser culpa mía.

Para estas fiestas solo pido una cosa, la capacidad para hacer que todos los días sean buenos.

Hoy va a ser un buen día.

Anuncios

4 comentarios en “En los días buenos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s