Por qué la tablet no es un problema para los niños

Con las navidades asomando la cabeza la tablet vuelve a ser uno de los regalos estrella, con permiso de la Patrulla Canina claro. El debate entre sus beneficios y desventajas es ya un clásico, el problema es que nos olvidamos de verlo desde el punto de vista de los más pequeños.

Respecto al uso de la tablet por parte de los niños he leído de todo, desde que son la panacea para que nuestros hijos se vuelvan los más listos del mundo, hasta que las cancerígenas ondas que emiten les van a freír el cerebro.  Tanto unos como otros se olvidan de lo más importante, verlo como lo ven los niños.

¿Y cómo lo ven? Pues como un juguete más, simple y llanamente. Mi hijo de tres años ha conocido la tablet toda su vida, y no ha pasado nunca más de media hora con ella y ni siquiera todos los días. Pero es que tampoco pasa más de media hora con ningún juguete ni juega todos los días con todo. A veces me la pide para jugar al “juego de los trenes”, para hacer un puzle de Peppa Pig o para ver videos musicales. Al mayor, de cinco años, le pasa lo mismo, sus juegos son más elaborados y me pide videos de juguetes o dibujos concretos. Poco más.

Por tanto en casa no tenemos ningún problema con este dispositivo. Alguien me dirá “es que aún son pequeños” ¿y? yo de pequeña veía la tele un rato y ahora de mayor sigo igual, no he ido aumentando las horas ni me he “enganchado” a ella. Tenemos que cambiar el chip y no pensar con la mentalidad del adulto que ha tenido que adaptarse a las novedades tecnológicas, viendo lobos donde no los hay o tesoros que no lo son tanto.

niños y tablet2

La tablet forma parte de su normalidad, tenemos niños digitales y con ello hay que lidiar. Si desde pequeños tratamos la tablet como el dispositivo que es no tiene que haber problemas, al contrario, aprovecharemos todo el potencial que tienen para ampliar las habilidades y conocimientos de nuestros hijos.

Lo que sí es importante es acompañarles en el proceso. Mi madre cuando salían los dos rombos en la tele me mandaba a la cama, y nunca me he quedado toda la noche viéndola, pues es lo mismo. Según van haciéndose mayores hay que controlar contenidos, informar de los peligros que puede haber en la red, enseñar a sacarle partido para la vida diaria… Es difícil porque para nosotros es nuevo, pero es necesario hacerlo ya que es el mundo en el que van a vivir.

Lo que, bajo mi punto de vista, es un error es cerrar las puertas a estas nuevas tecnologías. “Mis hijos no van a tener tablet porque anula su creatividad” ¿de verdad no se puede desarrollar la imaginación jugando a pintar con el dedo? “Si metemos las tablets en el aula se les va a olvidar escribir” ¿es que es incompatible una cosa con la otra? ¿o es simplemente que no lo sabemos hacer? Ejemplos como este que nos cuentan en Educación 3.0  o como esta aplicación que explican en Yorokobu son una muestra de que las cosas empiezan a cambiar.

Pienso que ahí está el debate, no en “tablets sí tablets no”, sino “tablets cómo”.

¿En casa tenéis tablet? ¿Cómo lo gestionáis?

Anuncios

3 comentarios en “Por qué la tablet no es un problema para los niños

  1. ¡No puedo estar más de acuerdo con el post! Nuestros niños han nacido en una era diferente y negárselo me parece absurdo. Otra cosa es que no les enseñemos a utilizar las cosas que tienen a su alrededor y que son útiles, pero que mal utilizadas, se pueden volver peligrosas. A mi me parece que es una simple cuestión de sentido común, como casi todo en la educación de los niños.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s